EL PAÍS - "El gran Torino de Gabón"